Follow by Email

Friday, September 28, 2012

Three Lessons from Britain’s Multilateral Aid Review

Tres lecciones de Bretaña Repasar Ayuda Multilateral.



Si hay errores con la traducción yo estaría  muy agradecido por sus sugerencias.

En 2011, el Departamento de Desarrollo Internacional británico llevó a cabo una revisión exhaustiva de la manera en que el dinero asignado a 43 organizaciones multilaterales que van desde el Banco Mundial a la Secretaría del Commonwealth.

La revisión de la asistencia multilateral se destina a mejorar tanto el valor de los fondos de manceras multilaterales de ayuda, y la transparencia y la rendición de cuentas de gasto en ayudas. Esta semana, Gran Bretaña la Oficina Nacional de Auditoría (NAO) el auditor público independiente similar a Tribunal de Cuentas en España - ha publicado un informe brillante sobre el proceso, con tres lecciones importantes.

En primer lugar, la NAO considera que el ejercicio se ha mejorado de forma significativa valor para el dinero para Gran Bretaña ayuda multilateral. Amyas Morse, el jefe de la NAO, dijo:

Para la realización de un examen de los fondos que gasta a través de organismos multilaterales, el Departamento (de Desarrollo Internacional) ha dado un gran paso hacia el mejoramiento de la relación calidad-precio que obtiene de estos fondos.

En segundo lugar, la revisión de la asistencia multilateral fue limitada por la dificultad de compilar datos fiables y comparables sobre los costos como las organizaciones no informe sobre estas constantemente (Ver párrafos 2.8-2.16). Este es un problema que podría fácilmente ser resuelto si los donantes empezaron que requieren las organizaciones multilaterales para proporcionar información de manera abierta, coherente y comparable formato definido por la Iniciativa de Transparencia Internacional de Ayuda.

En tercer lugar, este proceso tendría mucho más poder, y sería mucho menos de una carga a las organizaciones multilaterales, si es que los donantes colaboraron para fomentar mejoras mensurables del rendimiento.  La NAO alaba DFID de "instigar un debate más amplio sobre unirse a enfoques multilaterales para evaluar eficacia (párrafos 2.23 y 4.7 a 4.9 ) pero es obvio que aún queda mucho por hacer.

Muchos de nosotros nos gustan para quejarse de que los mecanismos de acción colectiva a nivel mundial son insuficientes e ineficaces, y a menudo tratamos de imaginar nuevas organizaciones sin tomar suficientemente en serio las oportunidades para la mejora de las instituciones existentes.

Mejoras significativas se podría hacer si los países ricos y poderosos que tienen influencia y control sobre estas organizaciones ejercer el poder que tienen en la más rigurosa y más responsable.

Este informe de la Oficina Nacional de Auditoría en la Gran Bretaña de Revisión Ayuda Multilateral sugiere algunas lecciones valiosas no sólo para el DFID pero para todos los interesados en mejorar la eficacia de la ayuda multilateral.







In 2011, the British Department for International Development undertook a thorough review of how it allocated money to 43 multilateral organisations ranging from the World Bank to the Commonwealth Secretariat.



The Multilateral Aid Review was intended to improve both the value for money of Britains multilateral aid, and the transparency and accountability of aid spending. This week, Britain’s National Audit Office (NAO) – the independent public auditor similar to Spains Tribunal de Cuentas  -  has published a glowing report on the process, with three important lessons.




First, the NAO finds that the exercise has significantly improved value for money for Britain’s multilateral aid. Amyas Morse, the head of the NAO, said:



By conducting a review of the money it spends through multilateral agencies, the Department [for International Development] has taken a big step towards improving the value for money it gets from these funds.



Second, the multilateral aid review was limited by the difficulty of collating reliable, comparable data on costs as organisations do not report on these consistently (see paras 2.8-2.16). This is a problem which could easily be solved if donors began requiring multilateral organisations to provide information in an open, consistent and comparable format defined by the International Aid Transparency Initiative.





Third, this process would have much more power, and be much less of a burden on multilateral organisations, if donors collaborated to encourage measurable performance improvements.  The NAO praises DFID for ‘instigating a wider debate on join approaches to assessing multilateral effectiveness (paragraphs 2.23 and 4.7 to 4.9) but there is clearly much more to be done.



Many of us are fond of complaining that the mechanisms for global collective action are inadequate or ineffective; and we often try to imagine new organisations without taking seriously enough the opportunities for improvement of existing institutions.


Significant improvements could be made if the rich and powerful countries which have leverage and control over these organisations exercise the power they have in a more rigorous and accountable way.

This National Audit Office report into Britain’s Multilateral Aid Review suggests some valuable lessons not only for DFID but for everyone interested in improving the effectiveness of multilateral aid.



Monday, September 17, 2012

Humanitarina issues: How Effective is the humanitarina aid system?

Asunto humanitario:¿Cuán eficaz es la sistema de ayuda humanitaria?




Thanks to www.unocha.org and David Pedroza, 12 Sept 2012
Si hay errores con la traducción yo estaría  muy agradecido por sus sugerencias.

La primera de su tipo informe en el que presenta una instantánea del sistema humanitario demuestra que las organizaciones de ayuda están respondiendo a más personas afectadas por desastres naturales y emergencias que nunca antes.

El estado del sistema humanitario (en ingles) ofrece una instantánea de rendimiento para ayudar a formular una estrategia para el futuro. Abarca todos los aspectos del sistema humanitario, de fondos comunes para la eficacia de la ayuda y la seguridad de los trabajadores de ayuda humanitaria, y se proporciona una metodología para la evaluación periódica.

El sistema de ayuda humanitaria global "carecían medio sistemático para evaluar desempeño colectivo", dijo el Sr. John Mitchell de aprendizaje activo red de responsabilidad  y el rendimiento en Acción Humanitaria, que elaboró el informe.

El informe encontró que el número de trabajadores humanitarios ha seguido creciendo. En el año 2010, hubo 274.000 trabajadores de la ayuda responde a millones de personas en todo el mundo, lo que representa un aumento de 4 por ciento desde 2009. Financiación de la Ayuda Humanitaria también ha aumentado, aunque el crecimiento se desaceleró durante el pico de la crisis financiera.

Aunque el sistema se ha convertido en más diversa, y más de 4.400 organizaciones no gubernamentales, su alcance y los recursos siguen concentradas en un núcleo compuesto por grandes ONG internacionales, agencias de la ONU y la Cruz Roja/Media Luna Roja.

Financiación de las operaciones humanitarias también ha diversificado, con un aumento de cinco veces los fondos privados de corporaciones, fundaciones y particulares. Sin embargo, el apoyo financiero fluctuado en función de las situaciones de emergencia: de alto perfil desastres recibió más financiación crónica en comparación con las situaciones de conflicto o crisis cíclicas.

Por ejemplo, los organismos de las Naciones Unidas y las organizaciones humanitarias asociadas en respuesta a la sequía crónica y la inseguridad alimentaria afecta a nueve países de África occidental del Sahel, sólo han recibido un poco más del 50% de los US$1,6 billones necesarios este año.

El informe pide que las mejoras en la relevancia y la pertinencia de la ayuda humanitaria, incluida una mejor comprensión del contexto local, en parte adquirida a través de la comunicación con las personas que reciben ayuda.

"Hay un creciente reconocimiento de que una fuerte participación de los agentes locales y nacionales y a los afectados es necesaria para garantizar que la acción humanitaria puede responder a las necesidades reales", dijo la Sra. Gwi-Yeop Son, Director de programas corporativos en la OCAH.

Agregó que la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios se ajuste a estos cambios, determinando las nuevas formas de relacionarse con nuevos actores, nuevas voces.






A first-of-its-kind report presenting a snapshot of the humanitarian system shows that aid organizations are responding to more people affected by natural disasters and emergencies than ever before. 


The State of the Humanitarian System gives a snapshot of performance to help formulate a strategy for the future. It covers all aspects of the humanitarian system, from pooled funds to aid effectiveness and the security of humanitarian workers, and it provides a methodology for regular assessment. 



The global humanitarian system “lacked systematic means to evaluate collective performance,” said Mr. John Mitchell of theActive Learning Network for Accountability and Performance in Humanitarian Action, who produced the report. 
   
The report found that the number of humanitarian workers has continued to grow. In 2010, there were 274,000 aid workers responding to millions of people worldwide, representing an increase of 4 per cent since 2009. Humanitarian funding has also increased, although growth slowed during the peak of the financial crisis. 



Although the system has become more diverse, with over 4,400 NGOs, its reach and resources remain concentrated among a core group consisting of large international NGOs, UN agencies and the Red Cross/Red Crescent Movement.


Funding for humanitarian operations has also diversified, with a fivefold increase in private funds from corporations, foundations and individuals. However, financial support fluctuated depending on the emergencies: high-profile disasters received more funding compared with chronic conflict situations or cyclical crises.



For example, UN agencies and humanitarian partners responding to chronic drought and food insecurity affecting nine countries across West Africa’s Sahel region have only received a little over 50 per cent of the US$1.6 billion needed this year. 


The report calls for improvements in the relevance and appropriateness of humanitarian aid, including a better understanding of the local context, partly gained through communication with people receiving aid. 


“There is a growing recognition that strong involvement of national and local actors and affected people is necessary to ensure that humanitarian action can respond to real needs,” said Ms. Gwi-Yeop Son, Director of Corporate Programmes at OCHA.


She added that OCHA is adjusting to these changes by identifying new ways to engage with new actors and new voices. 




Tuesday, September 4, 2012

Christian Aid seeks end to aid dependency.

Christian Aid pide poner fin a una dependencia de la ayuda.


Christian Aid seeks end to aid dependency.
4 Sept 2012
Si hay errores con la traducción yo estaría  muy agradecido por sus sugerencias.

Christian Aid es que piden al Gobierno británico para establecer una estrategia de salida de dependencia de la ayuda entre los países en desarrollo.

A pesar de que la agencia para el desarrollo dijo que sería un error para retirar su ayuda por completo, se cree que no sería en el mejor interés de los países en desarrollo a permanecer dependiente de la ayuda.
El llamado fue hecho como se anunció que Andrew Mitchell se trasladarían de secretario de Desarrollo Internacional al jefe de la bancada de gobierno del Primer Ministro primera remodelación del Gabinete.

Christian Aid Director Loretta Minghella elogió el Sr. Mitchell "coraje y determinación" a causa de la difícil situación económica y la presión de dentro de su propio partido para recortar gastos de ayuda.

Su determinación y coraje han contribuido a proteger el compromiso del Gobierno de dedicar el 0,7 % de la renta nacional bruta a ayuda externa para el año 2013, dijo ella.

Pero nos han sido y siguen siendo impaciente por ver el Gobierno ir más lejos, en especial para ayudar a poner fin a las ayudas familiares. Ayuda por sí sola, nunca poner fin a la pobreza, por lo que nos gustaría ver el DFID aplicar una estrategia de salida creíble de ayuda."

Como parte de esa estrategia de salida, Christian Aid quiere ver que el Gobierno utilice su influencia global para abordar las causas estructurales de la pobreza, tales como el comercio desigualdad entre el Norte y el Sur, y los impuestos.

La agencia de desarrollo sostiene que los países en desarrollo están perdiendo miles de millones en impuestos impagados por las empresas multinacionales - dinero que dice ofrecer una valiosa fuente de ingresos si se paga.

Que ayudarían a los países pobres generar sus propios recursos, no solo a través más éxito recaudación de impuestos, Incluso contra las multinacionales que eludir el pago de impuestos, dijo Snr Minghella. Esto es lo que vamos empujar el DFID para en los próximos meses y años venideros.






Christian Aid is calling upon the British Government to come up with an exit strategy from aid dependency among developing countries.


Although the development agency said it would be wrong to withdraw aid completely, it believes that it would not be in the best interests of developing countries to remain dependent on aid.
The call came as it was announced that Andrew Mitchell would be switched from International Development Secretary to government chief whip in the Prime Minister's first Cabinet reshuffle. 

Christian Aid Director Loretta Minghella praised Mr Mitchell's "courage and determination" in the face of difficult economic circumstances and pressure from within his own party to cut aid spending.

"His determination and courage have helped protect the Government’s commitment to spending 0.7% of Gross National Income on overseas aid by 2013," she said.

"But we have been and remain impatient to see the Government go further, especially in helping to end aid dependency. Aid alone will never end poverty, so we’d like to see DFID implement a credible exit strategy from aid."


As part of that exit strategy, Christian Aid wants to see the Government use its global influence to address the structural causes of poverty, such as trade inequality between North and South, and taxation.


The development agency argues that developing countries are losing billions in unpaid tax by multinational corporations - money it says would provide valuable income if it were paid.



"That would help poor countries generate their own resources, not least through more successful tax collection, including action against tax-dodging multinationals," said Ms Minghella. "This is what we will be pushing DFID on in the months and years to come."